Ya os conté que me gusta guardar un billete de una vuelta, un caramelo por si acaso, una estampita de regalo.. http://www.verilitienda.es/archives/8875 entre los pliegues de mi «bolso ordenador de bolso»..me río de mi orden..pues bien, ayer me falló la tarjeta y tuve que recurrir a la búsqueda de cada pliegue hasta que logré pagar un arreglo del ordenador..le dije al encargado amoroso, que le recomendaba «ese truco» porque te da alegría cuando lo necesitas..y me dijo que no pues al saber que lo esconde, contaría con ello..a mí cada día se me olvidan más las cosas..así es que me encuentro estas sorpresas de la vida y me alegran el día.
También os conté hace mucho que guardaba tesoros de comida en la guantera del coche..regalices, frutos secos..y que al llegar la necesidad y sin recordar lo que dejé, me llevaba cada sorpresa..ahora ya se acabó porque me cuido..aunque de vez en cuando..umm..lo último..ayer..almendras..y qué le voy a hacer si la vida se pasa y la quiero disfrutar..?
Lo que no me gusta nada, nada «atesorar» son papeles..y estoy deseando tirarlos todos.
Hoy precisamente llevo mi compañero de viajes..y qué mejor decirlo¡ al taller..y qué necesario es cuando lo tenemos..ojalá lo pueda buscar en el mismo día..cómo se valora todo cuando no lo tienes, verdad?

Pin It on Pinterest