Así de posesiva nombro a mi marido. Si supiera que le dedico el diario me mata, pero ya hoy regres’o a Bss Aires con los hijos y me qued’e con el corazón partido.Hemos luchado juntos pues esta prueba no es para m’i s’ola. La clave del éxito ha sido su serenidad, amor y positivismo; su
silencio y seguridad constante. Entiendo esos programas de televisión folclóricos en que la invitada le dice a su pareja delante de todo el mundo que le quiere. Yo ya no me callo nada..

Pin It on Pinterest