El segundo mejor de Argentina, donde juegan los mejores profesionales de golf del país..pues tuve el honor y la suerte de jugarlo y disfruté mucho de la oportunidad y del campo Olivos, tan bonito.
En realidad de quien quiero hablar es de la figura del caddie. Ya no existen en España, pero aquí y en muchos países es una necesidad para vivir. A mí no me gusta que me carguen la bolsa al hombro pues me da pena y me recuerda a los tiempos pasados. Pero si vas a un campo a jugar y ves a todos los chicos jóvenes y muy jóvenes esperando a que «los saquen», piensas: «se volverá a casa con las manos vacías..y su madre necesita la plata..». En este torneo tan importante, me adjudicaron un caddie como obligación, para poder jugar rápido. Se lama Talo ; señor de edad que lleva 35 años ejerciendo su trabajo en dicho club. Él hablaba de mi bola en juego como «nuestra bola» y me gustaba jugar en equipo pues se enfadaba si fallaba los putts o si «metía el hombro..». Una contradicción que acompañe a los señores o señoritos toda su vida, llevando sus palos y escuchando sus problemas y a la vez no puedan jugar al golf porque no dejan a los que no son socios o porque su condición social les impide practicar. Muchos golfistas muy buenos fueron antes caddies, como Seve.
A mí no me gusta tanto el golf por la cantidad de tiempo que necesita. Tendríais que ver mi bolsa después de una partida..llena de flores, hojas, ramas. Los argentinos alucinaban conmigo pues iba haciendo fotos.

Pin It on Pinterest