las nubes..noooo; por El Corte Ingles y mira que no me gusta nombrar ni hacer publicidad de nada en este espacio pero este centro comercial refleja el conjunto de lo vivido en momentos de escape para hacer muchos encargos en muy poco tiempo y todos en el mismo lugar, que es lo que me gusta. Prefiero ayudar siempre al pequeño comercio pero este año es más complicado, así es que hasta para comprar la comida ha sido cómodo.
Empiezo con la foto que os muestro de estos «pajes majos» pues ningún niño se les acercaba por falta de credibilidad;por su vestimneta y por el poco interés que tenían en su trabajo; venga a hablar entre ellos de sus cosas y de la juerga anterior; se les ve saludando a un colega..pobres Reyes Magos; cómo hemos cambiado..cómo sigue la canción de Esclarecidos o de Presuntos Implicados..?
Las compras de «Reyes» ya son una obligación y es una gozada «quitarse el regalo de fulanito o terminar con la familia política»..como solemos decir; en las colas de espera vamos tachando los ya afortunados y otros venga a conectar con su palm; yo aprovecho para ver los mails..y siempre leeros; así es que la ilusión de esta fiesta se perdió pues ya con el presente te viene el ticket de regalo..es cómodo pero feo pues solemos comprar sabiendo que luego si quieren lo pueden cambiar..
Denuncio la mala educación que he palpado a la vuelta y es que la gente si puede se cuela; lo peor en el parking, donde el más avispado entra en dirección contraria para quitarte el lugar que esperabas..lo que más me gusta es al llegar a por mi coche, avisar al que busca sitio para aparcar para cederle mi hueco..y qué gusto te da cuándo a ti te dejan un sitio..
Los villancicos se escuchan de fondo venga a sonar repetidamente y sin ánimo de concienciarnos del momento que vivimos.
Las dependientas hablan unas con otras y se abrazan y besan y te atienden con otro trato de antes; ahora todos somos amigos; me dijo una ayer : «Gracias chiqui» y en el fondo me hizo gracia pero porque siento que estoy de paso.
No veo mucha crisis; tanto que leo, tal vez ahora todos gastan el presupuesto del año.
Lo que más me gusta es ver cómo envuelven de una forma especial los paquetes; me gusta cómo doblan las esquinas. Me hace gracia porque en la cola del empaquetado estás imaginando ya el momento de los Reyes en cada familia. Cuando hay que envolver una moto o coche de juguetes tienen que arrancar mucho papel y toda esta parafernalia me gusta disfrutarla y escuchar a las personas que esperan contigo cuando no tengo prisa.
Lo peor es cuando te marchas con atasco y te acuerdas que te olvidaste de algo; por ejemplo del Roscón..hoy lo tomaremos con chocolate.

Pin It on Pinterest