No creo que pueda describir con palabras lo vivido ayer en Jueves Santo..
Fue un día completo de vivencias..diluvio que permitió pasar la mañana en casa viendo a los legionarios cargar con su Cristo de Mena, llamado de la Buena Muerte.
Qué gracia me hacen..sus pasos acelerados, su mascota la cabra, sus aspecto de brutos, fuertes y con barba..
Aperitivo en casa con el arquitecto de nuestra obra..frente a la crisis, trabajemos..patrulla de rumanos..me pidieron no descansar estos días.. Siempre dijimos que celebraríamos con un buen Malbec cuando mi marido retornada..tomamos Rutini inolvidable en su punto justo de temperatura y con ligero aroma a vainilla..lo siento por los caldos españoles, pero me decanto..qué mejor verbo..por los argentinos..
Oficios + tarde de amigas..qué felicidad cuando pasas del amor con el corazón al del alma. Fuimos a las procesiones a Madrid..pero se suspendieron por lluvia..no pudo salir el Cristo del Gran Poder ni la Macarena..qué pena ver cómo los músicos y costaleros no pudieron lucirse..con lo contentos que estaban antes..
Visitas a los 7 monumentos en las iglesias del centro de Madrid..qué belleza..cada cual más imponente..conventos y basílicas..hasta la Catedral de la Almudena.
Hoy Viernes Santo..tengo muchos planes para vivirlo santamente..así es como quiero pasar esta semana+

Pin It on Pinterest