Esta noche lo he visto y antes de acostarme, os dejo el diario calentito pues en breve os estaréis despertando.
Ole, ole, ole y ole ¡¡ Además de Bravo¡¡ es lo que he chillado a Cristina Hoyos y a su compañía. LLoraba por dentro de emoción; era sentir España y mi corazón latía sin parar; como el del bailaor que taconeaba y no paraba. Ver el espectáculo en primera fila me ha permitido sentir su respiración, recibir las gotas de su sudor, ver el movimiento de los trajes y sus volantes, el sonido de los tacones al andar y ya ni os cuento al bailar ..era como estar en barrera en los toros pero en un teatro impresionante, con mantillas en los palcos.
“Andalucía, mi tierra; yo soy del sur..” A las sureñas, ole y ole por esa sangre que me ha hecho sentir una congoja de ojú.
Tres partes: Alegría, Tragedia y Pasión. En ésta última, que es donde yo me siento mejor, destaco el momento en que la artista protagonista canta Gracias a la vida,en versión bulerías. Para cerrar, todo el equipo ha “bailao” Corazón Partío en versión de tango y ya pensaba en vosotros, en lo mucho que iba a disfrutar al escribirlo.
Todos los andaluces de Buenos Aires se han reunido felices en esta noche de estreno; hasta el Señor Chaves vino con el embajador y señora. Unas tapas de jamón y un buen vino para cerrar hubieran sido el broche de oro, pero la Junta de Andalucía debe estar en crisis.

Pin It on Pinterest