No hay palabras..o todas las del mundo ante tanta ternura..hasta moja las patatas en la salsa..¡¡ y el perro espera paciente y bien listo..calladito..qué geniales ambos.
Verili alegra el corazón; lo inflama de amor hoy con estos dos personajes.

Pin It on Pinterest