Mirad qué regalo para este Viernes santo..os cuento la historia brevemente: después de patear la ciudad de Valencia..mi familia quería tomar una horchata..querían en un lugar típico y yo les dije q ahí no, q anduviéramos un poco más, con más esfuerzo para llegar donde había tomado fartóns y dicha bebida rica de chufa hacía 4 años, en un viaje que hice de arte para visitar el Ivam ( museo de arte)..cuando llegamos a El Siglo..veo la torre de santa Catalina y entro a conocer la iglesia y cuál es mi sorpresa que allí, en un lado, y con muy pocas personas, estaba la réplica exacta de la sábana santa de Turín ¡¡ ..os podría contar tanto..qué fuerte..acaba de llegar a la ciudad y por un mes..( atn. a los valencianos y a todos)..otro regalo en mi viaje pues el fútbol fue una excusa para vivirlo. Reconozco que soy una privilegiada con tantos regalos, pero sabed que no los vivo sola pues siempre os llevo conmigo y cuando estoy en tales situaciones os tengo muy presentes.
Mirad cómo se ve el rostro, el clavo de la mano, el de los pies, la hendidura de la lanza…pensad q es como una fotografía q se doblara por delante y detrás, así es q tbn veis las heridas de la espalda..cuánto dolor..y justo ahora acabo de ver la película de La Pasión de Meg Gibson, muy fuerte, pero tan real y perfecta para vivir estos días de pasión con más conciencia, dolor y amor a Cristo.


Pin It on Pinterest