Nunca me imaginé que la visita a nuestro amigo argentino, Luis pudiera ser un adelanto a lo que viviría.
Le descubrieron cáncer en la médula y es un campeón. Deseábamos visitarle y nunca me olvidaré el día q por fin lo pudimos hacer , después de varios meses, y la carta de visitas colgada en la puerta principal de su casa.
Pensé para mí que lo que leía era tan sincero que había que ponerse en su piel; era un mensaje solidario y que te hacía pensar. Ahora yo lo utilizo en mi vida pues malas caras nunca y la higiene más que nunca; de la alimentación hablamos otro día.
Luis tiene una esposa Patricia, que es su enfermera del amor. Realmente el éxito de las recuperaciones también lo tienen nuestras parejas.

Pin It on Pinterest