He aprendido que hay que dejar que la vida te despeine; por eso he decidido disfrutar de la vida con mayor intensidad.
El mundo está loco; lo rico engorda; lo bueno sale caro; el sol que ilumina la cara, la arruga..
Y lo realmente bueno de esta vida, despeina..:
– Reírte a carcajadas, despeina.
– Viajar, volar, meterte en el mar, despeina.
– Hacer el amor, despeina.
– Quitarte la ropa, despeina.
– Besar con locura, despeina.
– Jugar, despeina.
– Cantar hasta que te quedes sin aire, despeina.
– Bailar con alegría, despeina.

He decidido estar con el cabello despeinado..y estaré pasando por un buen momento de mi vida. Es ley de vida: siempre la mujer que vaya en el primer carrito de la montaña rusa será la más despeinada.
Puede ser que me sienta tentada a ser mujer impecable; peinada y planchadita por dentro y por fuera. El aviso de este mundo exige buena presencia: péinate, sácate, cómprate, corre, adelgaza, come sano, camina derecha, ponte seria..Lo único que realmente importa es que cuando nos miremos al espejo veamos a la mujer que debamos ser.
Mi recomendación a las mujeres ¡¡¡:
Entrégate, come rico, corre, abraza, besa, baila, enamórate, relájate, viaja, acuéstate tarde, levántate temprano, vuela, ponte guapa, cómoda, disfruta el paisaje, admira y sobre todo..
que la vida te despeine ¡¡ Lo peor que puede pasarte es que, sonriendo frente al espejo, te tengas que volver a peinar.

Pin It on Pinterest