Por Navidad y siempre , por favor.

Mi madre ha pasado casi cuatro semanas en hospital por Covid . Ella que jamás se ha puesto mala y siempre tan fuerte, de repente nos ha dado una lección de paciencia, buena voluntad y superación . Todos hemos aprendido mucho de este sufrimiento e incertidumbre y a la vez nos hemos querido mejor ; no sólo familia, también los amigos . Gracias a todos.

Un día difícil para ella porque no podía respirar bien , se alegraba de escuchar a niños por la ventana ..hay un colegio al lado , recordé cuando he aparcado en otras ocasiones al ir a alguna consulta médica ..y aproveché a contarle a mi madre el cuento de dos enfermos en un hospital ; uno al lado de la ventana le contaba a su compañero, del lado extremo , lo que veía por la misma..hoy hay muchos pájaros y se posan en la ventana..qué ves ? le preguntaba al día siguiente ..hoy veo a muchos jóvenes , que se sientan al salir de clase en una escalera ..y hoy qué hay al otro lado de la ventana ? Veo unos perros que juegan..y hoy qué me cuentas ? Ha llegado la primavera y los árboles tienen flores .. así cada día ..hasta que un día el enfermo de la ventana fallece y le comunican las enfermeras al segundo que vendrá un nuevo compañero ..con lo que pide por favor que le den el privilegio de pasarle a la cama de la ventana ..así le mueven y cuál fue su sorpresa que lo primero que hizo al tumbarse fue girar su cabeza hacia la ventana derecha y encontrarse que estaba tapiada ..no se podía ver nada al otro lado..

La vida depende de cómo la vivas y mires.

Pin It on Pinterest