Envíos gratuitos para pedidos de más de 80€

7 Comments

  • Marisa

    Alegría. Ser capaz de sentirla es un don, saber cómo extrerla aún de las cosas más sencillas. Nada te compensa tanto como un momento de alegría, sobre todo si es compartida. Un encuentro, un nacimiento, un paseo, un regalo, un abrazo esperado, unas palabras de aliento, la expresión de mi madre cuando vuelvo a casa…..

    «Defender la alegría como una trinchera
    defenderla del caos y de las pesadillas
    de la ajada miseria y de los miserables
    de las ausencias breves y las definitivas…» Serrat

    Qué alegría haber podido leer, un día más, el blog de Vero. Qué alegría desearos un feliz domingo a todos.

  • beguito

    LA VERDAD ES QUE ESTOY DE ACUERDO CON EL COMENTARIO DE HOY CREO QUE AUN EN LAS SITUACIONES MAS DIFICILES ES MUCHO MEJOR VER LAS COSAS CON ALEGRIA Y OPTIMISMO.

    YO CREO QUE ADEMAS YO EN ESTE VERANO DESPUES DE QUE PASE VOY A PODER DECIR Q HE APRENDIDO A VIVIR CON ALEGRIA INCLUSO LAS SITUACIONES MAS DOLOROSAS-

    ADEMAS YO CREO QUE HA ESTO NO SE APRENDE A VIVIRLO ASI UNO SOLO SINO QUE TIENES A GENTE A TU ALREDEDOR QUE TE VA ENSEÑANDO Y DESDE
    LUEGO TU VERO PARA MI HAS SIDO UN EJEMPLO Y UN MODELO.

    ES UNA ALEGRIA CADA DIA PODER ESCRIBIR EN TU BLOCK FELIZ DOMINGO A TODOS

  • Visent

    Veo Vero, que Richart Wagner, además de crear música excepcional, sabía hacer otras cosas buenas como la sentencia que nos expones.
    Y es que el «meollo» de la misma tiene un significado muy profundo. A menudo parece que se tiene alegría al tener o sentir tantas cosas materiales , que te alagan o te hacen por algun momento feliz, , son como medias alegrías. Para mí la verdadera alegría es la que nace del fondo del corazón, son las alegrías que sientes en el alma, que duran y permanecen siempre, son las alegrías que compartes con tus seres queridos … los amigos de verdad,….. son las alegrías del éspìritu de cumplir con tu deber, de ayudar a los demás, en fin, son todas esas alegrías que de verdad alegran el corazón y que son frutos de nuestra fe y de hacer la voluntad de Dios. y sobre todo la alegría de estar en paz con Él.
    Feliz Día del Señor para todos.

  • paqui

    Cuentos con metáforas:
    Tu propio juicio

    A un oasis llega un joven,toma agua,se asea y pregunta a un viejo que se encuentra descansando:.-¿Que clase de personas viven aquí? El anciano le pregunta:.-¿Que clase de gente había en el lugar de donde tu vienes?»Un montón de gente egoísta y malintencionada» replicó el joven.-Estoy encantado de haberme ido de allí.A lo cual el anciano comento:-Lo mismo habrá de encontrar aquí.Ese mismo día otro joven se acerco a beber al oasis y viendo al anciano preguntó:-¿Que clase de personas viven en este lugar?
    El viejo respondió con la misma pregunta:.¿Que clase de personas viven en el lugar de donde tu vienes?.-Un magnífico grupo de personas honestas,amigables,hospitalarias,me duele mucho haberlas dejado…-«Lo mismo encontrarás aquí»,respondió el anciano.Un hombre que escuchó ambas conversaciones le preguntó al viejo:.-¿Como es posible dar dos respuestas tan diferentes a la misma pregunta?A lo cual el viejo contestó:-«Cada uno de nosotros sólo puede ver lo que lleva en su corazón»..-Aquel que no encuentra nada bueno en los lugares donde estuvo no podrá encontrar otra cosa aquí ni en ninguna otra parte.-Si te sientes dolorido por alguna causa externa;no es lo que te perturba.Sino tu propio juicio sobre ella.

  • paqui

    OBSTACULOS EN EL CAMINO

    Hace mucho tiempo, un rey colocó una gran roca obstaculizando un camino. Luego se escondió y miró para ver si alguien quitaba la tremenda piedra. Algunos simplemente la rodearon. Muchos culparon a la autoridad por no mantener los caminos despejados, pero ninguno de ellos hizo nada para sacar la piedra del camino. Un vecino del pueblo que vivía en el sitio más descampado, pasaba por allí exhausto con un fardo de leña sobre sus hombros; y la vio. Se detuvo, luego se aproximó a ella, puso su carga en el piso trabajosamente y trató de mover la roca a un lado del camino. Después de empujar y empujar hasta llegar a fatigarse mucho, con gran esfuerzo, lo logró. Mientras recogía su fardo de leña, vio una pequeña bolsita en el suelo, justamente donde antes había estado la roca. La bolsita contenía muchas monedas de oro y una nota del mismo rey diciendo que el premio era para la persona que removiera la roca como recompensa por despejar el camino. El campesino aprendió ese día que cada obstáculo puede estar disfrazando una oportunidad, tanto para ayudar a los demás como para ayudarse asimismo.

  • Verili

    Viva la vida ¡
    Feliz domingo. Gracias por vuestros apuntes.
    Yo soy feliz con las cosas pequeñas y con las personas q me dan paz. Cuando tengo de todo, no llego a la plenitud pues siempre hay un comentario o algo que me lo impide. Me gusta mirar a los ojos y hablar de cualquier cosa; eso me da alegría.

  • Majo

    Viva la Vida!
    Me inspiran con su ALEGRIA y me contagian. Gracias!
    La cancion que nos comenta Marissa es muy linda y reune a muchos de mis cantantes espanioles favoritos.
    Es muy cierto que la alegria – el GOZO del alma-, hay que defenderla…porque muchas veces el mundo nos mal contagia de las «palidas»…
    Y la alegria no es algo externo…brota y llena el alma.
    A vivirla, defenderla y transmitirla!
    Abrzzssss y feliz domingo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

X

¡Bienvenido a Verili!

Regístrate y recibe un 10% de descuento en tu primera compra.